.
General, zDestacats

28 cosas extrañas que no sabías que te pasarían al meterte en el ABP (Aprendizaje Basado en Proyectos)

  1. Tu pareja tiene pesadillas en las que su jefe decide organizar los puestos de trabajo por grupos de expertos. Te cuenta, entre enfadada y soñolienta, que a ella no le gusta el grupo que le ha tocado, com si tú tuvieras algo que ver.
  2. Tus hijos usan sin pudor palabrotas como “lluvia de ideas”, “consensuar” o “prototipo”. Cómo rayas, profe.
  3.  Algún vecino te ha sorprendido contemplando con un brillo extraño en la mirada el contáiner de papel para reciclar mientras algún plan #abp maquiavélico se urdía en tu mente. Te parece haberle oído musitar “Flipao…” pero no estás seguro.
  4. Cuando vas a algún museo, biblioteca o sala de presentaciones, avergüenzas a tus acompañantes preguntando sistemáticamente por las posibilidades de colaboración.
  5. Los libros de texto de consulta que guardas en tu casa han quedado pegados entre sí por el forro de plástico que los protegía y ya es imposible despegarlos. Temes que hayan quedado pegados en bloque al estante, pero no te atreves a comprobarlo.
  6. Vienen personas que no conoces, la mayoría de las veces jubilados, a proponerte que solucionéis algún problema del barrio con tus alumnos, como si fuerais superhéroes.
  7. En las sesiones de evaluación todos tienen en su libreta más números que tú. Pero sabes más sobre los alumnos y puedes decir sobre ellos algo más allá que si hace los deberes o si debe estudiar más.
    Imagen extraída de fuente externa
  8. Ex-compañeros de hace tiempo te hablan con precaución cuando habláis del trabajo, como si llevaras un alien dentro que fuera a salir a la primera muestra de “impureza” pedagógica. Otros te hablan de Ken Robinson con un guiño cómplice. Y entonces tú hablas con precaución. Porsiaca.
  9. Te entiendes bien con alumnos que otros profes no soportan. Por el modo de quejarse de su comportamiento,  se figuran que es culpa tuya que se porten mal en sus clases.
  10. Te entiendes mal con alumnos que son excelentes en otras clases. No te figuras que sea culpa de otros profesores y la relación con el conocimiento que promueven. Lo sabes a ciencia cierta.
  11. El jefe de departamento, jefe de estudios y/o secretario de tu centro tienen una mueca especialmente diseñada para ti, compuesta a partes iguales de incredulidad, indignación y desamparo, que usan cuando haces otra de tus peticiones presupuestarias o horarias extrañas.
  12. Tienes una conexión extraña con los códigos QR. No es que pienses que sean pedagógicamente fundamentales. Simplemente, están allí donde estés. No sabes muy bien porqué y te incomoda ese vínculo. Resuelves temas de organización familiar con Google Drive.
  13. Los alumnos sonríen cuando al preguntarte algo les dices “Búscate la vida”. La sonrisa se redobla cuando ven que lo dices en serio.
  14. Contrariamente a lo esperado, el nivel de trabajo en tu aula se mide por la cantidad de ruido, no por la cantidad de silencio.
  15. Hay siempre en tu instituto un compañero tuyo, un compinche con quien os entendéis bien con eso del #ABP. Siempre da clase a grupos o niveles distintos de los tuyos.  Hace cuatro cursos que el año que viene haréis algo juntos y lo vais a petar.
  16. Tu ordenador está lleno de plantillas, tablas y otros andamios como rúbricas. Una vez, en un mal momento, incluso conservaste una rúbrica sobre cómo hacer rúbricas. Está por ahí, en tu jungla digital.
  17. Algún día te gustaría sentarte con alguien que realmente sepa de qué va eso del #ABP y te explique si es eso que tú haces.
  18. Tienes una carpeta “Proyectos” en tu lápiz de memoria que ocupa más de la mitad del espacio y tiene varios niveles de profundidad, como en la película “Origen”. Hay alguna que contiene documentos que no puedes abrir porque los programas que los abrían ya no existen. Pero no la borras, en una especie de síndrome de Diógenes* digital.
  19. Tus amigos observan normas secretas de conducta que incluyen no hacerte preguntas del tipo “Y en la escuela, ¿qué?” por miedo a que saques tu móvil repleto de producciones de tus alumnos.
  20. Aguantas estoicamente conversaciones con padres del AMPA de la escuela de tus hijos que no saben de tu personalidad secreta-ABP en las que propugnan las bondades de deberes, exámenes y memorización. Dudas sobre si debes salir del armario y exponerte a que no vuelvan a hablarte y miren con pena a tus hijos.
  21. En las tiendas de tu barrio han aprendido a centrar la conversación en la transacción económica y responder, de modo automático que no, que esas cajas de ahí no son para tirar.
  22. En las escuelas de primaria de tu barrio ya cuentan en su programación anual con el apartado CPABP. Colaboración con el Pesao del ABP, en el que vas como las golondrinas cada año con alguna colaboración intercentros. Se enfadan si algún año no avisas con antelación de que no les propondrás nada.
  23. El dependiente de la ferretería se ha convertido por tu culpa en un especialista de maquetas, instalaciones y demás. Si te lo encuentras por la calle, empieza a contarte ideas que ha tenido para que las hagas con los alumnos. Si se junta con el jubilado del punto 6, tienes un problema.
  24. Han establecido en el ayuntamiento de tu pueblo una persona especializada en las colaboraciones escolares, debido al lío que tenían al compaginar varios proyectos a la vez. De nuevo, mantener alejado del jubilado del punto 6.
  25. Existe algún tipo de campo de fuerza que hace que en tus clases la normativa de móviles de la escuela quede en estado de excepción.
  26. Te llaman de sitios para que cuentes como experto cómo se hace lo de trabajar por proyectos. Te gustaría decirles que después de varios años, todavía estás aprendiendo. Pero se les ve ilusionados, y vas.
  27. No te acuerdas cómo era eso de hacer toda una clase en la que tú y tus soluciones fueran el centro de todo.
  28. Y sobretodo: tus alumnos saben que nadie (ni tú mismo) sabe qué va a pasar al final en tus clases. Y que todo está en sus manos.

Quizás estas cosas te han pasado ya. Quizás te han pasado otras, que te invito a compartir en los comentarios.

Quizás estás pensando en meterte en lo del #ABP. Bueno. Estás avisado.

 

________________________________________

*Expresión tomada prestada de María Ojuel.

Este post forma parte ya de una historia cuya continuación ha sido escrita por el buen compañero y genial profesor Sergi del Moral, dando lugar a un post en su blog “28 cosas a desaprender trabajando por proyectos“, que #recomiendo leer, imprimir i colgar en la sala de profes en cualquier claustro o equipo docente que tenga la intención de meterse en lo del #ABP.

.

.

.

 

 

Debats

11 thoughts on “28 cosas extrañas que no sabías que te pasarían al meterte en el ABP (Aprendizaje Basado en Proyectos)

  1. 29. Eres la “dire” y quieres que el centro funcione todo así “abepeado” …. Y caminando por los pasillos se abren puertas misteriosas por donde desaparece ese profesor o profesora con el que justo ibas a hablar para proponerle …..
    30. Eres la “dire” y por enésima vez tienes que practicar encaje de bolillos para ajustar lo que se hace en el centro con los aplicativos de inspección.

    Liked by 1 person

    Posted by Susanna Soler Sabanés | 27 Desembre 2015, 9:28
  2. Reblogged this on La TICoteca.

    M'agrada

    Posted by nachohs | 27 Desembre 2015, 22:33
  3. Em pixo! Em sento identificada amb tot, però lo del ferreter, i el que et guardin caixes o similar a les tendes del barri m’ha arribat al cor hahahaha

    Liked by 1 person

    Posted by Xiana | 28 Desembre 2015, 18:01
  4. Genial

    M'agrada

    Posted by Angu Morea | 4 gener 2016, 18:53
  5. Reblogged this on Cristina Guadalupe.

    M'agrada

    Posted by cristiguadalupe5 | 5 gener 2016, 13:52
  6. Punto 4: En CaixaFòrum, en una presentación de una exposición, pregunté por posibildades de uso del espacio. Nunca antes me lo había planteado. Sin embargo, me pregunto si a los alumnos les interesa de verdad ir a un museo a presentar un proyecto. ¿Les interesa a ellos o a nosotros?

    M'agrada

    Posted by Irene | 8 gener 2016, 20:26
    • Hola Irene, gracias por el comentario.

      Yo creo que les interesa a ellos, y también a nosotros.

      Y no lo digo por decir. Hace escasamente 3 semanas nuestros alumnos presentaron en el Museu La Tela de Granollers
      una exposición preparada por ellos sobre las constelaciones y el Sistema Solar: http://votv.xiptv.cat/granollers/capitol/granollers-acull-una-mostra-de-l-univers-feta-per-alumnes-d-eso

      Un mes antes, los mismos alumnos habían presentado otro proyecto en la escuela.
      Había que ver la caras de los alumnos en el acto de inaguración de la exposición.
      Y compararlas con la presentación del proyecto anterior, de ámbito puramente escolar.
      Sí les interesa hacer cosas reales. Lo que no les interesa es sólo cambiar de escenario,
      sin que eso implique cambios en el producto o la dinámica de trabajo.

      Y nos interesa a nosotros (aunque no tengo muy claro que nuestros intereses sean distintos a los suyos).
      Más allá de la motivación, presentar un proyecto en un contexto externo tiene efectos
      muy beneficiosos en el proyecto:
      -Imprime una necesidad de calidad y de “realidad” y relevancia del producto difícil de conseguir cuando el ámbito es puramente escolar.
      -Conecta al alumnado con los centros reales de conocimiento (museos, bibliotecas, centros de investigación…). La escuela (de hoy) no puede llamarse un centro de conocimiento. Es un centro de ecucación e instrucción que desaparecerá de sus vidas en un momento dado. Hay que “conectarlos” a los verdaderos centros de conocimiento para cuando su relación con la escuela haya acabado. Estoy convencido de que un alumno que ha expuesto en un Museo cambiará su relación con los museos y el conocimiento. No tengo pruebas de ello, pero estoy convencido de ello.
      -Hace que la escuela y los que ocurre en ella deje de ser esa “caja de zapatos gris” en la que nada de lo que ocurre tiene que ver con la realidad.

      Por esos efectos beneficiosos en los proyectos y en la educación y relación con el conocimiento de los alumnos, nos interesa a nosotros.

      Pero hay más: que los alumnos presenten proyectos en los museos les interesa a los museos y a la sociedad en general.
      Pero eso creo que lo jsutificará mejor alguien de ese ámbito.

      Dicho esto: creo que en muchas ocasiones tenemos una tendencia excesiva a elaborar productos culturales como objetivo de los proyectos con los alumnos. Los proyectos de los alumnos no tienen porqué ser exposiciones, conciertos o vídeos. Aunque es más complejo, lo importante es que resuelvan problemas reales. Y la creación de exposiciones es un problema real…creado adrede para ser resuelto.
      Seguramente, en la línea del Aprendizaje-Servicio vamos mejor enfocados.

      M'agrada

      Posted by Jordi Domènech | 8 gener 2016, 20:57
  7. 13. Los alumnos sonríen cuando al preguntarte algo les dices “Búscate la vida”. La sonrisa se redobla cuando ven que lo dices en serio.

    No estoy en absoluto de acuerdo con este punto. Los alumnos necesitan autonomía, pero también pautas y respuestas. Un ejemplo, en un proyecto les daré una lista de webs de consulta, o probablemente se limitarán a copiar de Wikipedia. Creo firmemente que una parte importante de nuestro trabajo es acompañarlos y guiarlos en el proceso de aprendizaje.

    14. Contrariamente a lo esperado, el nivel de trabajo en tu aula se mide por la cantidad de ruido, no por la cantidad de silencio.

    Cierto, pero distingamos tipos de ruido. Todo docente distingue el ruido de alumnos en conversación mientras trabajan que el ruido cuando enredan. El silencio es necesario cuando tienen que escuchar explicaciones o recibir instrucciones al inicio de un proyecto.
    ¿Y el silencio de quien aprende a solas? Creo que no debemos olvidar que también hay una parte de reflexión y elaboración que se produce a solas y en silencio.

    15. Hay siempre en tu instituto un compañero tuyo, un compinche con quien os entendéis bien con eso del #ABP. Siempre da clase a grupos o niveles distintos de los tuyos. Hace cuatro cursos que el año que viene haréis algo juntos y lo vais a petar.

    Antes de decidirme por un cambio radical en mi vida docente había hecho “algún proyecto” con una compañera de Lengua. Dado que las dos somos de Letras, los alumnos escribieron relatos históricos sobre dos momentos históricos. Fue muy interesante. Uno de los relatos fue un relato colaborativo “a seis manos”. La base de la consulta era el libro de texto, pero ellos tenían que transformarlo.

    25. Existe algún tipo de campo de fuerza que hace que en tus clases la normativa de móviles de la escuela quede en estado de excepción.

    Nunca me hizo falta trabajar por ABP para usar el móvil en clase. No lo usé más porque no se me ocurrían más formas, pero creo que es una buena herramienta, bien usada, como todo.

    M'agrada

    Posted by Irene | 8 gener 2016, 20:43
    • Hola Irene,
      Gracias por el comentario.

      Cierto que los alumnos necesitan acompañamiento (unos más y otros menos). Para mí, lo necesario es reducir nuestras respuestas al mínimo necesario. Eso significa, en ocasiones, dar más peso al apoyo entre ellos y centrar nuestro apoyo en ayudarles a formularse buenas preguntas. Lo digo porque (y me pongo como mal ejemplo) en muchas ocasiones nuestras pautas y orientaciones lo que hacen es impedir que se planteen ellos las cosas. En ocasiones, en la escuela les damos apoyos para hacer algo que en casa hacen solos (¿Cuántas veces hemos resuelto el problema a un alumno que nos dice que la pantalla del ordenador no se le enciende?). Adaptando una frase de Sergi del Moral: tenemos dos opciones: dividir el problema en trocitos pequeños e irrelevantes, o dejar que lo intenten.
      Si queremos que los alumnos adquieran autonomía, debemos situarlos en espacios que la requieran, y dejar de ahogarlos en rúbricas, tareas y plantillas prefabricados.

      Sobre el ruido, de acuerdo contigo. Digamos que el ruido es tan buen indicador de aprendizaje en ABP como el silencio lo es en metodologías transmisivas.
      Para mí,lo más razonable es ajustar a cada tarea el ambiente que le corresponde. Si están trabajando en equipo, debe haber algo de ruido. Si están haciendo su portfolio personal y reflexionando sobre lo que han aprendido, nos hará falta silencio (o conversación en pequeños grupos).

      M'agrada

      Posted by Jordi Domènech | 8 gener 2016, 21:14
  8. 7. En las sesiones de evaluación todos tienen en su libreta más números que tú. Pero sabes más sobre los alumnos y puedes decir sobre ellos algo más allá que si hace los deberes o si debe estudiar más.

    pura realitat.

    25. Existe algún tipo de campo de fuerza que hace que en tus clases la normativa de móviles de la escuela quede en estado de excepción.

    El fem servir.

    M'agrada

    Posted by Anònim | 26 Juny 2016, 18:34

Trackbacks/Pingbacks

  1. Retroenllaç: 28 cosas a desaprender trabajando por proyectos – jo aprenc, tu aprens, nosaltres aprenem - 26 Desembre 2015

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Join 1.053 other followers

%d bloggers like this: